Drones de carreras III. Controladora de vuelo.

Quizás el elemento más importante de cualquier drone, la controladora se encarga por ejemplo de recopilar y gestionar los datos que recibe de los sensores o realizar ajustes en la velocidad de giro de los motores con el objetivo de mantener el sistema nivelado y bajo control. En la actualidad prácticamente todas incorporan giróscopo y acelerómetro para controlar la orientación. Gran parte de ellas permiten además conectar de forma externa dispositivos que nos pueden resultar especialmente útiles como:

  1. Unidades GPS que permiten piloto automático, mantener posición, vuelta a punto de despegue caso de alarma o pérdida de control, etc.
  2. Sistema de telemetría que nos permiten recibir en nuestras emisoras, tablets, sistemas FPV, etc datos que gestiona la controladora como la posición en la que se encuentra, la tensión de la batería, el modo de vuelo activo, etc.
  3. Sistemas OSD que nos ayudaran a pilotar el drone en primera persona. Principalmente a orientarnos durante el vuelo, gestionar el consumo de baterías o,si disponemos de GPS, conocer la posición en la que nos encontramos, la altura, la distancia recorrida, el punto de despegue, etc.

En el momento en que nos planteamos la compra de una controladora para un drone de carreras debemos tener en cuenta varios aspectos:

El espacio es reducido, debemos decantarnos por un modelo o versión diseñada para este tipo de chasis de, habitualmente, 250mm. Tendremos que colocar como mínimo la controladora, cuatro variadores, cuatro motores, batería, distribuidor de corriente  y el receptor RC. Si además, como parece normal en este tipo de drones, queremos añadir sistema FPV también tendremos que encontrar espacio para el transmisor, la antena y la cámara de vídeo. Habitualmente además se utilizan dos cámaras diferentes, una para grabar en alta definición y otra para la emisión de vídeo en directo.

espacio

Quizás no necesitemos GPS. Desde luego resulta útil en un drone destinado a realizar vuelos algo más contemplativos como los de filmación, pero no tanto para aparatos que tienen como finalidad realizar otros de cierto riesgo. Funciones como mantener posición o “Return to Home” no son tan útiles cuando vuelas a 50 km/h entre las ramas de los árboles. Por otra parte, el GPS y su soporte son claros candidatos a desintegrarse el primer día de carreras.

A partir de aquí la elección es al gusto de cada usuario, o quizás mejor al gusto y al bolsillo, aunque resultan bastante más económicas que las que montamos en sus hermanos “mayores”. Veamos las que se utilizan habitualmente:

KK 2

Quizás la más recomendable para principiantes. Tiene una pantalla integrada que nos permitirá realizar todo lo  el setup navegando con facilidad por una serie de menús en pantalla, sin necesidad de instalar software o conexión alguna a un PC.

Incluye un “buzzer” que podemos conectar sin realizar ningún tipo de soldadura y que nos avisará cuando a la batería le quede poca carga.

Si eres un piloto experto descartarás sin duda esta opción, pero esta KK2 cumple con lo que se espera de ella a la perfección. Es estable, rápida y fiable, ideal para quienes busquen diversión sin complicaciones.

kk215

CC3D

Quizás la más usada actualmente en las unidades de “bajo coste”. Ninguna otra puede competir en precio, podemos comprarla desde aproximadamente 13 € incluyendo el set completo de cables y la carcasa protectora. Incluye dos puertos de expansión para telemetría y GPS. Aunque para el caso del GPS aún están en desarrollo, la información de qué modelos usar y qué podemos hacer exactamente con ellos es algo confusa. Quizás el hecho de que sea una plataforma OpenSource en constante evolución sea un arma de doble filo, probablemente sea el único aspecto  negativo que le encontramos durante el tiempo que la estuvimos usando. Por ejemplo debemos tener en cuenta que las versiones anteriores de la placa no son compatibles con la última versión del programa que se utiliza para su configuración (OpenPilot). Nos veremos obligados a utilizar una versión anterior, renunciando a las nuevas evoluciones que hayan implementado.

Al margen de este detalle el resto son bondades. OpenPilot es una herramienta potente y amigable que prácticamente realizará todo el proceso de configuración de la placa sin que tengamos conocimientos avanzados. El rendimiento de la placa en el aire es más que aceptable.

cc3d

MiniAPM. Mini Ardupilot Mega.

Clon de la conocida APM (Ardu Pilot Mega) de 3DR. Una apuesta segura por rendimiento, flexibilidad y documentación disponible.

Aunque la herramienta (Mission Planner) necesaria para realizar el setup de la controladora y sus periféricos es extraordinariamente potente y parametrizable, quizás resulte algo compleja de configurar si no tenemos una serie de conceptos claros. Con paciencia y algo de tiempo descubriremos una plataforma de posibilidades casi infinitas, pero los primeros pasos pueden resultar algo frustrantes si somos unos neófitos en estos menesteres. Otro pequeño inconveniente es su precio, bastante más cara que otras opciones como CC3D o KK.

Esta pequeña bestia nos ofrece todo lo que podamos imaginar como vuelo controlado por GPS (Requiere unidad GPS), telemetría avanzada, configuración de eventos, monitorización de la telemetría, ubicación, plan de vuelo, etc

hkPilotMini

NAZE32 FULL, ACRO y sus clones FLIP32 Y FLIP32+

Distribuida en dos versiones, Full Acro, teniendo como diferencia principal que la versión full incorpora Barómetro/Compass, que debería permitir a cualquier drone que monte esta placa mantener la altura. En el caso de su clon más conocido la diferencia entre sus dos versiones es la misma, FLIP32 incorpora sólo Giróscopo y Acelerómetro mientras que FLIP32+ añade Barómetro/Compass. Hay que resaltar que ninguna de las placas que hemos citado anteriormente, excepto algunas versiones de APM, incorporan Compass. Se trata de una ventaja que facilitara sensiblemente el vuelo, pero no resulta en absoluto indispensable cuando ya has adquirido cierta experiencia. De hecho recomendamos la versión Acro para el uso en drones de carreras, simplificaremos la configuración y no notaremos la ausencia del compass cuando estemos pilotando.

Creemos que se trata de la mejor placa, sin duda depende en gran medida de las necesidades y gustos de cada usuario, pero aparentemente es la que más se usa entre los que llevan más tiempo y tienen más experiencia en el mundillo de las carreras de drones.

naze

Hay más opciones pero estas nos han parecido las más interesante.

El próximo artículo lo dedicaremos a ver chasis (Frames) de carreras. Los hay de todos los gustos, formas, materiales y precios :-)

Saludos!